This Page

has been moved to new address

Sobre BDSM: Olga Viñuales - Club Rosas 5

Sorry for inconvenience...

Redirection provided by Blogger to WordPress Migration Service
la mosca cojonera: Sobre BDSM: Olga Viñuales - Club Rosas 5

la mosca cojonera

Un blog con comentarios irrespetuosos sobre sexo, el polyamor, el rollo swinger/liberal, el bdsm, perversiones, rollo queer, etc... y con dosis de política cuando menos te lo esperas. ¿Y por qué la política? Pues debido a aquella cita... :"El mayor castigo para quienes no se interesan por la política es que serán gobernados por personas que sí se interesan." A. Toynbee, Historiador inglés ,1889-1975, .

miércoles, 11 de octubre de 2006

Sobre BDSM: Olga Viñuales - Club Rosas 5



Copio y pego los resúmenes que se han puesto en las noticias de la web de Club Rosas 5 , de Barcelona, sobre el debate con Olga Viñuales sobre el BDSM y la ocultación


Mesa Redonda : Debate del día 5 de octubre con Olga Viñuales BDSM Y OCULTACIÓN
Escrito por Clubmaster el 29/9/2006 13:11:19 (217 lecturas)

¿Tiene el Bdsm vocación de clandestinidad? ¿Es mejor para el Bdsm que éste sea una práctica oculta, silenciada, secreta?

Cerrado, inaccesible, secreto, misterioso, oculto… son palabras que se asocian, en este país, al mundo Bdsm. Y de hecho hay gente que afirma categóricamente que si fuera un espacio social más accesible, no se definirían como Bdsm. En esta misma línea, hay quien piensa que su inaccesibilidad y ocultación otorga de status diferencial respecto a los otros. Por el contrario,

o quizás al mismo tiempo, hay quien se queja de que algunos psiquiatras y psicólogos afirman, como "expertos" en conducta sexual humana, que el Bdsm es una parafilia, una enfermedad, un vicio, etc. Otros se quejan de que hay poca gente que de la cara, que salga en T.V. hablando con sensatez respecto a este tema; o bien, los que se lamentan de estar poco o mal representados en los mass media, siempre ávidos de frivolidad y de espectáculo fácil. Razonablemente… ¿puede quejarse aquel que no está dispuesto a hablar de sus emociones?

Es innegable que cuando alguien de gran prestigio intelectual como pueden ser Michel Foucault, Sampedro, Buñuel, Berlanga y otros (perdonen que me olvide de unos cuantos y cuantas pero, hoy, es viernes), se han definido como amantes del sadomasoquismo o bien han expresado a través de sus obras sus preferencias, han contribuido a normalizar y, sobre todo, a tranquilizar a mucha gente. Visto así, es una contradicción querer ser igual y al mismo tiempo diferente. Además, en otros países (Holanda y Alemania, por ejemplo) el Bdsm convive con otras preferencias e, incluso, se realizan Jornadas de Bondage, ferias, talleres, etc., sin que ello cuestione la naturaleza del Bdsm: la erotización de un juego de roles donde uno disfruta teniendo el control y el otro cediendo su voluntad y libertad, independientemente de la disciplina que se practique.

La minoría de edad se caracteriza, afirmaba Kant, por no ser capaz de asumir las consecuencias de nuestros actos. Pues bien, ¿cuánto más oculto mejor? ¿Hasta qué punto? ¿Cuáles son los precios a pagar por ello? ¿Falta de representatividad?




(segunda entrada en la web sobre el tema.. ¿segundo día de debate?)

El debate, que comenzó hablando de lo escaso y mal representado que está el Bdsm en los mass media, derivó hacia la salida del armario.

Primero se analizó la actitud de aquellos periodistas que contratan a quienes confirman estereotipos sociales justamente por esa razón:

porque dan espectáculo, porque se centran en las formas, la parafernalia, los instrumentos, el latex, en suma… el morbo. Son reportajes donde no se profundiza más allá de las formas, donde no se habla de emociones, de involucración, ni de sentimientos. Todo queda reducido a las apariencias y éstas, confirman toda clase de prejuicios.

Sin embargo, la realidad muestra que tampoco nadie está dispuesto a dar la cara, a salir hablando sinceramente de cuales son sus sensaciones o explicando cómo se vive esta experiencia. De manera que es un pez que se muerde la cola: poca o falsa representatividad y nulo interés por mostrar como se experimenta la Dominación/sumisión o la relación que se puede establecer entre placer y dolor.

Las razones que expusieron los contertulios para explicar esta situación fue, en primer lugar, que el miedo al rechazo social impide salir abiertamente hablando de este tema. Pero, por otra parte, el secretismo, el ocultismo, el misterio que envuelve a este tema, confiere –fue una opinión mayoritaria- morbo añadido, mayor satisfacción a quienes participamos en él. Se opina que en el momento que se masifique el Bdsm, éste se desvirtuará como ocurre con la mayoría de las cosas. De manera que mejor dejarlo así, como está, secreto y oculto.

Sin embargo, esta última posición –porque es contradictoria- suscitó comentarios como “no se puede cuantificar lo que no se ve”, o como “los prejuicios desaparecerán cuando la gente tenga más información sobre este tema”. En fin, amigas y amigos, así es la naturaleza humana: contradictoria. Pero demos las gracias porque, de acuerdo con Simone Weill, sin contradicción no hay pensamiento. Oculto, secreto, si… pero por favor, ¡no nos masifiquen!

0 comments:

Publicar un comentario en la entrada

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home

Who links to me? Locations of visitors to this page