This Page

has been moved to new address

Swingers en Miami: Otras maneras de hacer las cosas.

Sorry for inconvenience...

Redirection provided by Blogger to WordPress Migration Service
la mosca cojonera: Swingers en Miami: Otras maneras de hacer las cosas.

la mosca cojonera

Un blog con comentarios irrespetuosos sobre sexo, el polyamor, el rollo swinger/liberal, el bdsm, perversiones, rollo queer, etc... y con dosis de política cuando menos te lo esperas. ¿Y por qué la política? Pues debido a aquella cita... :"El mayor castigo para quienes no se interesan por la política es que serán gobernados por personas que sí se interesan." A. Toynbee, Historiador inglés ,1889-1975, .

miércoles, 19 de octubre de 2011

Swingers en Miami: Otras maneras de hacer las cosas.


He tenido la suerte de que Juan Treinta (juantreinta@live.com) me envió un artículo muy detallado de los locales swinger de Miami que visitó. ¡Gracias! Así que mejor compartirlo y nos enteramos todxs de otras maneras de hacer las cosas.

¿Qué hacen distinto en Miami?
Pues en estos dos locales hay que ser miembro y pagar una cuota anual para poder entrar.
Y no tienen licencia para bebidas, así que el alcohol te lo llevas de casa. Aunque eso tampoco es tan raro: La coca y el eme no te lo ponen y también te lo llevas tú de casa...

Lo pongo completo:
"Veo que como parte de la última charla de Golfxs con Principios, relacionada con el mundo swinger, y también tras tu fin de semana en el Fusión, abunda el tema de los locales liberales en el blog. Quería comentar una experiencia reciente en Miami, donde me he encontré con otro modelo de negocio con el que funcionan muchos de los sitios de intercambio por esta parte del mundo: la membresía.

En cualquiera de los dos principales clubes de Miami, el Trapeze y el Velvet, es necesario pagar por la pertenencia al club, con cuotas anuales o trimestrales. Junto con una amiga que me quería acompañar en mi turismo swinger, aproveché un par de fiestas de SDC que daban descuentos para visitar ambos sitios en dos sábados consecutivos.

Sin ofertas, los precios de la membresía anual están alrededor de los US$ 200 - 250 para parejas, o entre US$ 100 y 50 para un trimestre. En el caso de hombres solos, como es lo usual, los precios se disparan bastante. O, también como suele pasar, en el caso de mujeres solas se reduce hasta ser casi un 10% del precio para parejas. Oferta y demanda, que llaman.

El detalle está en que aparte de esta membresía, se paga también por entrar. Las tarifas son muy parecidas a las de Europa: entre US$ 45 y 85, dependiendo del día de la semana. El precio incluye el uso de todas las instalaciones del local y un buffete de comidas con cena y desayuno.

La comida estaba muy bien, variada y fresca, tanto a la noche como a la madrugada. Pero ¿y el alcohol? Pues resulta que ninguno de los dos principales clubes de intercambio de Miami tiene licencia para venderlo, así que ¡hay que traerlo!

Al entrar, le ponen tu número de membresía a las botellas que traes y tú mismo te encargas de llevarlas cualquiera de las barras que hay en los locales. Conté tres en ambos sitios, una de las cuales estaba dentro de la zona donde estaba la acción.

Basta con acercarse a la barra y pedir decir el número para que una simpática y guapa camarera, vestida con medias, pantalones muy cortos y un escote importate, te sirva tu bebida al gusto. El agua y los refrescos se venden aparte, a precios cómodos, y se suele dejar una propina. Eso sí, lo que no te tomes te lo llevas o se pierde, porque no lo guardan ni una noche, como sí hacen en sitios como Le Glamour, (aunque para eso hay que comprarles a ellos la botella a precios exhorbitantes).

Como detalle adicional, un comentario sobre la idiosincracia de una ciudad donde se encuentran dos mundos muy diferentes. El Velvet es un local situado al sur de Miami, donde la cultura dominante es la latina. Mucha salsa y ritmos caribeños en la música. La gente es más abierta y te habla con más naturalidad. Miran mucho, evaluando el físico y la vestimenta, y abundan los cuerpos de gimnasio, la silicona y el exceso de colores y maquillaje. Hay más exhuberancia.


El Trapeze está en la zona norte, cerca de Fort Lauderdale, y su clientela es más anglosajona. Se habla más inglés y la música tiende un poco más a lo electrónico y lo pop. Le gente es más reservada, con ropa sexy pero sobria, y cuerpos más normales. Hay más timidez, y en la zona de la barra y la pista de baile hay menos acción explícita. Una pareja que conocimos en la zona de las camas del Trapeze nos confirmó esta apreciación. En cualquier caso, depende de los gustos.

La decoración no es nada del otro mundo, sin ser desagradable. Sencillamente, había poco que destacar. Oscila entre el punto de sofás y camas ibicencas, y el rojo y negro tradicional. Ambos locales cierran a las cuatro de la mañana, al estilo de los clubes del norte de Europa. Tienen buena clientela, aunque una pareja en el Velvet nos confesó que en Miami son más comunes las fiestas privadas. No me extraña, teniendo en cuenta lo grandes que son las casas aquí, y la gran cantidad de piscinas y jacuzzis que hay en ellas...

Pero a esas aún no me han invitado. A ver si en los días que me quedan..."

Etiquetas: , , ,

4 comments:

At miércoles, octubre 19, 2011 11:36:00 a. m., Anonymous Jam said...

Pues muchas gracias por la info!

Lo del ser miembro, ya comente que es una buena formula...pero mejor si la entrada la tienes a un precio muy razonable depues.

Que hagan caja del alchol y ortos,no?

El tema de las fiestas privadas, y para los que vivimos lejos de las grandes ciudades, dada la crisi,esta claro que va a mas, a mucho mas...

 
At sábado, octubre 22, 2011 10:43:00 p. m., Blogger moscacojonera said...

De nada :-)
y lo de las fiestas lo dices porque hay muchas por ahi?

 
At miércoles, octubre 26, 2011 12:10:00 a. m., Blogger j said...

Hola mosca. Tiempo sin venir por aquí..., pero no te olvidamos. Te cuento. Estuvimos en Miami este verano. El Velvet, bastante decepcionante, mucho mal rollo latino de mio mia con algunas escenitas de lágrimas, negras desmesuradas que nos sabes qué buscan, y todo ello mezclado con la filosofía dolar que empaña cualquier tipo de relación sexual por aquellos pagos. Supongo que hace falta más tiempo para entenderlo, pero que conste que lo intentamos. No como otra pareja de Madrid, ja ja, a la que vimos marcharse enseguida porque el ambiente no era nada abierto. También estuvimos en el Roof Top, un Hotel liberal con piscina en la azotea bastante más recomendable. Gente de todo tipo, más posibilidades de relacionarse y respeto absoluto hacia los demás.

Otra cosa: busco en tu blog la etiqueta masajes y...¡no tienes nada! ¡no me lo puedo creer! Será por la edad... ay, pero andábamos buscando si hay algo de tailandés con buen rollo y no demasiado mafia. Me imagino que no pero... si no lo sabes tú ¿quién lo va a saber?
Un abrazo.
j

 
At lunes, octubre 31, 2011 7:23:00 p. m., Blogger moscacojonera said...

joer que no he tardado!
Gracias por la info, j. :-)

De masajes, el unico que se me viene a la cabeza es el fusiom. http://www.fusiom.es/es/
Ya me dirás que tal :-))) Tiene MUY buena pinta. Tenía las tarifas por casa y me suena que no era nada barato, eso sí...
No me suena ningun otro, sorry!

 

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home

Who links to me? Locations of visitors to this page