This Page

has been moved to new address

Swinging (de la anglo-wiki) Capitulo VII

Sorry for inconvenience...

Redirection provided by Blogger to WordPress Migration Service
la mosca cojonera: Swinging (de la anglo-wiki) Capitulo VII

la mosca cojonera

Un blog con comentarios irrespetuosos sobre sexo, el polyamor, el rollo swinger/liberal, el bdsm, perversiones, rollo queer, etc... y con dosis de política cuando menos te lo esperas. ¿Y por qué la política? Pues debido a aquella cita... :"El mayor castigo para quienes no se interesan por la política es que serán gobernados por personas que sí se interesan." A. Toynbee, Historiador inglés ,1889-1975, .

martes, 22 de mayo de 2007

Swinging (de la anglo-wiki) Capitulo VII




Respuestas más habituales a las objeciones al estilo de vida swinger.


Respuestas a las objeciones prácticas.


Muchas parejas entran en el swinging cuando se encuentran ya en relaciones estables, lo que da una motivación extra para evitar excesivos riesgos para la salud. Mientras que las relaciones sexuales fuera de la pareja pueden hacerse "en el calor del momento" sin pensar en las consecuencias, muchos swingers mantienen que el sexo entre swingers es un asunto meditado.
Muchos clubs de swingers en los EEUU y Reino Unido no tienen licencia para servir bebidas alcohólicas, con lo que tienen una política de invitar a los usuarios a llevar sus propias bebidas (BYOB, bring your own bottle). También es común entre swingers experimentados el mantenerse sobrios; esas personas suelen decir que por lo tanto tienen una actitud más segura respecto a su vida sexual que la equivalente en otras relaciones no-monógamas (que tendrían discapacidad mental a causa de la endogamia (?))


Los condones son exigidos en la mayoría de los clubs swingers y fiestas, excepto cuando se especifica lo contrario. Aparte de eso, una minoría de swingers confían en controles regulares de ETS para asegurarse. Una pequeña parte de swingers se centran masajes y otras actividades que raramente transmiten enfermedades de transmisión sexual; de todos modos, la mayoría de los participantes en el estilo de vida swinger saben que aceptan los mismos riesgos que cualquier otra persona promiscua.


Aunque hay riesgo de embarazo en muchos casos, hay maneras de evitar el problema por completo. Entre las soluciones posibles estaría esterilizar a uno de los dos géneros (¿?) o teniendo un grupo en que todas las mujeres sean menopáusicas (¿?). Algunos dicen que incluso sin esos métodos, los medios no permanentes de control del embarazo son suficientemente seguros.


Algunos creen que la atracción sexual es parte de la naturaleza humana y como tal, debe ser respetada y disfrutada abiertamente por una pareja comprometida o casada. Algunos swingers dan datos de divorcio en los EEUU, demostrando que la calidad (o falta de calidad) del sexo y infidelidad conyugal son factores significativos para que se produzca el divorcio. Un estudio mostró que el 37% de los maridos y el 29% de las mujeres admiten que han tenido por lo menos una relación extramatrimonial (Reinisch, 1990), y los divorcios de matrimonios por primera vez se acercaban al 60%.
Un estudio decía:

De acuerdo con King (1996) una de las cosas que normalmente ocurren en una relación en la que cambia la manera en que interactuamos con nuestras parejas es la habituación sexual. Entre los 3 y los 7 años de matrimonio, comienza a exigir un aumento en los niveles de estímulo para conseguir un mismo nivel de excitación sexual previamente alcanzado con una simple mirada o un roce. Una pareja que es receptiva a nuevas y diferentes experiencias sexuales empezará a probar diferentes vías de compartir su satisfacción sexual para continuar creciendo juntos. En ese punto crece la infidelidad en los matrimonios y los índices de divorcios son los más altos. Las parejas que encuentran una manera de reconectar física y mentalmente es más probable que lo hagan en ese momento. Swinging puede ser una solución creativa del problema de habituación -da variedad sexual, aventura y la oportunidad de vivir las fantasias de cada uno como pareja son secretos y engaños.


En resumen, algunas parejas swingers mantienen que disfrutando la esencia misma de la sexualidad con la pareja propia, muchas parejas y relaciones se salvarían.
Muchos swingers comentan que sus relaciones principales son realmente fortalecidas con el swinging y normalmente declaran que sus vidas sexuales son más, no menos, intimas y satisfactorias. Los celos pueden darse, pero los defensores del swinging aducen que los celos se dan sobre todo en parejas cuya relación era ya inestable. El efecto del swinging en relaciones inestables aún debe determinarse.


Respuestas a las objeciones morales y filosóficas.


Los swingers aportan una gran variedad de respuestas a las objeciones morales y filosóficas. Como cualquier otra comunidad suficientemente grande, la profundidad y tipo de filosofías entre los swingers varían mucho. La respuesta más habitual entre los swingers a este tipo de objeciones es la diferencia entre tener sexo y hacer el amor. Irónicamente, esta es una de las principales objeciones que los grupos religiosos tienen respecto al swinging, que la diferencia entre ambos no debe existir.

Los swingers diferencian entre diversión y amistad, y entre el amor y el compañerismo dado por su relación habitual. De todos modos, aunque los swingers pueden tener muchas relaciones sexuales, son mantienen una relación sentimental. Aunque se crean muchas fuertes amistades dentro de la comunidad swinger, los swingers sienten a menudo que nada es más importante para ellos que su relación con su pareja. Las amistades íntimas entre los swingers fortalecen su relación primaria más que dañarla.


Los swingers a menudo insisten en que el sexo que ellos tienen es más intimo (en lugar de menos íntimo) porque ellos están con una pareja que les anima a cumplir sus fantasías; por lo tanto, la pareja tiene tanta confianza en su relación que los celos no son algo importante. Los swingers también insisten que el swinging hace la infidelidad menos probable, ya que saben que pueden tener relaciones sexuales con otros con el consentimiento de su pareja.


Varias respuestas hay para los que objetan a los swingers basándose en la fe. La mayoría de los swingers sienten que sus actividades en casa o en locales privados, no se hacen, para decirlo claro, para que lo juzguen otros. Otros creen que mientras que están enamorados y consideran sus relaciones sagradas, cualquier juego que hagan no contradice la santidad de sus relaciones, y que concuerdan con sus valores espirituales.

1 comments:

At martes, mayo 22, 2007 11:38:00 a. m., Blogger ypariolaabuela said...

Objeciones...fe...

Porqué será que siempre aparece la religión como censura y nunca como fomentadora de cualquier acto que implique la mejor armonía entre las personas ( en este caso através del placer )

 

Publicar un comentario en la entrada

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home

Who links to me? Locations of visitors to this page