This Page

has been moved to new address

5 mitos sobre las relaciones aplastados por la ciencia

Sorry for inconvenience...

Redirection provided by Blogger to WordPress Migration Service
la mosca cojonera: 5 mitos sobre las relaciones aplastados por la ciencia

la mosca cojonera

Un blog con comentarios irrespetuosos sobre sexo, el polyamor, el rollo swinger/liberal, el bdsm, perversiones, rollo queer, etc... y con dosis de política cuando menos te lo esperas. ¿Y por qué la política? Pues debido a aquella cita... :"El mayor castigo para quienes no se interesan por la política es que serán gobernados por personas que sí se interesan." A. Toynbee, Historiador inglés ,1889-1975, .

jueves, 9 de febrero de 2012

5 mitos sobre las relaciones aplastados por la ciencia


GlitterSusan me comentó un día si me animaba a curiosear sobre "Dirty Minds: Como nuestro cerebro influye en nuestro amor, sexo y relaciones", un libro sobre la influencia del cerebro en lo que hacemos.

He buscado por ahí y, como suele ser lo normal, tiene artículos y artículos por ahí escritos relacionados con su libro para promocionarlo. Y me he encontrado este. Tampoco me ha parecido taaaan interesante:


(...)
"El amor es una emoción

En la guardería de mi hijo clasifican el amor en la misma categoría que la ira, la tristeza y la sorpresa. Lo llaman emoción —como muchas veces la poesia, muchxs autorxs... Pero cualquier persona que se ha enamorado sabe que no algo tan efímero como las otras cosas en ese grupo de emociones. Y la neurociencia ha descubierto evidencias en neuroimágenes que sugieren que el amor es más bien un instinto [drive], no muy distinto del instinto de comer, beber y tener sexo.

Helen Fisher, una bióloga que estudia la evolución (...) encontró en el cerebro un sistema para el amor romántico separado de los sistemas cercanos relacionados con el sexo y el lazo afectivo, concluyó que el amor romántico es un instinto no sólo para alimentar la reproducción sino también para ayudarnos a conectar con otras personas. Puesto simple, el amor romántico no es algo "bonito", es un instinto evolutivo. ¡Momento de cambiar el esquema de las emociones en la guardería!.


Los hombres quieren sexo, las mujeres relaciones.

(...) la ciencia sugiere que hay mucha más variación dentro de uno de los sexos que entre los dos [sic] cuando se habla de conductas en la relaciones. No sólo eso, sino que no hay diferencia entre la marca que deja el amor romántico (es decir, el tipo y areas de actividad del cerebro que se han visto activadas cuando la gente mira fotos de sus seres queridos) en hombres y mujres. Junta esos estudios con información epidomiológica y de encuestas que muestras que hombres y mujeres tienen exactamente las mismas razones para tener sexo y entonces es momento de replantearse el estereotipo.


Amor y odio son dos polos opuestos.

Volviendo a la guardería, amor y odio se muestran como polos opuestos. ¡Realmente se viven así! Pero Semir Zeki, uno de los pioneros del campo de neuroimágenes del amor, decidió ver si podía encontrar una marca del odio en el cerebro. Lo consiguió, e igual que vio brillar un circuito del cerebro en particular, también demostró que amor y odio comparten algunas zonas cruciales del cerebro. Zeki admite que el resultado puede deberse al hecho que muchas de las personas participantes en su estudio dirigieron su odio hacia una ex-pareja. Pero el viejo cliché de que hay una línea fina entre amor y odio puede ser demostrada con nuestra actividad cerebral.


El porno sólo atrae a los hombres

Nuestros cerebros, parece, están programados para el porno. Thomas James, un neurocientífico del Kinsey Institute de la Universidad de Indiana, dice que un estímulo sexual provoca una respuesta en el cerebro de 2 a 3 veces más fuerte que cualquier otro tipo de imagen que haya usado nunca. Este fenómeno no se limita a los hombres. Los cerebros de las mujeres se encienden como árboles de navidad cuando ven imágenes que son de naturaleza sexual. Las investigaciones en el Instituto Kinsey encontraron que se encontraron diferencias en la activación en hombres y mujeres dependiendo de las imágenes. De todos modos, ambos sexos calificaron las imágenes como excitantes en el mismo grado y las miraron por aproximadamente el mismo tiempo, sugiriendo que las mujeres aprecian igual los estímulos sexuales visuales.


Los hombres están genéticamente programados para engañar a sus parejas.

Ojalá fuera tan sencillo, seguro que un montón de personas culpables dormirían mejor esta noche. Pero no lo es.
Lo primero, que si estuviesen genéticamente "programados" para engañar, no veríamos tantas mujeres abandonando a sus parejas. Pero incluso si pudiéramos ignorar ese hecho, los genes no son generales dictando nuestra conducta sexual y de pareja. Los genes pueden predisponer para ciertas conductas, pero al final, nuestros grandes y evolucionados lóbulos frontales (involucrados en juzgar, tomar decisiones y empatía) nos permiten elegir, incluso cuando la tentación parece demasiado tentadora para ignorarla."
Otro artículo de la misma autora: ¿Por qué tuve un orgasmo en un escaner de resonancia magnética?, que es el que enlazó Susan para que le echase un ojo.

Como me he quedado un poco a medias, enlazo para quien quiera más, un programa del hombre del doble horneado ("Las decisiones son inconscientes") en el que se habla sobre el estudio de la actividad cerebral para detectar que las decisiones conscientes que tomamos...no lo son realmente. Nuestro cerebro las decide antes, la actividad cerebral inconsciente que nos anima a comer, a quedarnos en la cama ¡tienen mucho poder!

Etiquetas: , , ,

0 comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home

Who links to me? Locations of visitors to this page