This Page

has been moved to new address

Harvey Milk (y otras películas).

Sorry for inconvenience...

Redirection provided by Blogger to WordPress Migration Service
la mosca cojonera: Harvey Milk (y otras películas).

la mosca cojonera

Un blog con comentarios irrespetuosos sobre sexo, el polyamor, el rollo swinger/liberal, el bdsm, perversiones, rollo queer, etc... y con dosis de política cuando menos te lo esperas. ¿Y por qué la política? Pues debido a aquella cita... :"El mayor castigo para quienes no se interesan por la política es que serán gobernados por personas que sí se interesan." A. Toynbee, Historiador inglés ,1889-1975, .

miércoles, 25 de febrero de 2009

Harvey Milk (y otras películas).


El lunes, ya que no podía dormir, ni ir al gimnasio por lo cansado que estaba, me fui al cine a ver Harvey Milk, por las recomendeisons de la family (el y ella). Ojo, esto no es crítica de cine. De esas cosas se hace en otros sitios. Una vez avisadxs, me lanzo a lo mío... protestar.
Para resumir: me queda la misma sensación con esta película que con las esperanzas puesta en Obama, el santo, el salvador... que ya tiene su propia guerra.

Tal como están las cosas en EEUU, con sus talibanes propios contra lxs gays, con luchas hoy mismo, está bien apelar al sentido de lucha, recordar las luchas de los 70, para que no se pierda ese espíritu, para que se luche hoy, mañana. No para tirarse en el sofá y recordar aquellos años, sino para decir cosas hoy. "Debemos tener los mismos derechos para todos", dice Sean Penn. Gente que se está peleando hoy....

Peeero... vuelvo a ver ese parecido Obama-Milk. Obama parece una lucha de los 70, pero hace lo que hace, como enlacé más arriba. No olvidemos que tiene el inmenso apoyo de todo un inmenso partido y toda una maquinaria que ahí va, como siempre, y que se seguirá dejando fuera a los de siempre... Si lo primero que ha hecho a sido bombardear Pakistan y mandar más tropas a Afganistán... ¿por qué hay que esperar algo muy distinto en el resto?... No tiene nada que ver con las luchas de los 70, con la manera en que se asesinaba a sangre fría a los activistas negros en los 70...

Y lo mismo me pasa con Milk,... apela a la semilla, al barrio de El Castro, en San Francisco. Un barrio que ya me comentaron (creo que aquí, en el blog) que ahora es un barrio de lujo. Y cuando se plantean luchas de verdad, salir a la calle, ... ¿se sale?.
No sé cómo están los espítitus allá. No sé si están tan beligerantes, tan activistas... Aquí sí lo sé y está claro que ese espíritu de los 70 está completamente apagado. Yo diría que en toda Europa... Francia aún sigue liándola, aunque dejando a cambio a millones de pobres en la cuneta también (lease mismo articulo de Butler enlazado aqui debajo)...

Como dice Butler: "La reivindicación de la libertad sexual, la lucha antirracista y feminista, así como la oposición a la guerra son para ella puntos claves que no se deberían tratar por separado, porque “están simbióticamente unidos, y ponen en cuestión tanto a la política actual de los partidos políticos, como a las políticas sociales de los gobiernos”. (Destacado mío)



Lo mismo sucede con Slumdog Millionaire. Dice Arundhati Roy (visto en Guerra Eterna):
"De repente se ha puesto de moda vender la pobreza de la India en la literatura y en películas. Como dicen, se puede sacar mucho dinero de la pobreza hoy día. No estoy en contra de que se muestren los barrios marginales, pero mostrarlos de una manera despolitizada, como se ha hecho en la política, es bastante desafortunado. Las películas no muestran a los pobres de verdad. Incluso si se muestran, no es un retrato auténtico. Los pobres de verdad no se muestran en las películas porque no son atractivos. La pobreza vende, los pobres no. La película da la falsa esperanza a los pobres de que ellos también podrían un día llegar a ser millonarios. Ver "Slumdog Millionaire" fue como acelerar en una autopista llena de baches.
El guión está fuera de contexto y da la misma impresión que si les pusiese acento de Harvard a unos personajes que acaban de salir de un barrio negro de Chicago."
Es decir,... que veo a los tres ejemplos (Obama/Milk/Slumdog Millionaire) y otras tantas cosas como versiones muy vendibles de unos ideales del pasado. Y que una vez "desactivados", una vez eliminada toda capacidad transformadora, son vendidos maravillosamente. Con mucho éxito. Para descubrir que después... sigue todo igual.
Bueno, no igual. Si no con una decepción más a sumar a tus ideales, que creías que representaban.

Tre-men-do

Para cerrar ya de tranqui...lo bueno de la peli de Milk: qué guapo, por diossss, Scott en la peli (James Franco en la realidad). Curioso lo que leo por ahi, que llevaba una prótesis en la polla, ... ¡Pero si no se le ve entero en ningún momento!. En la piscina casi casi, pero no!
De más joven sale demasiado "mono", pero así más mayor, está muucho mejor.

Antes y ahora, para "Milk"


Etiquetas: , , ,

8 comments:

At miércoles, febrero 25, 2009 10:26:00 a. m., Anonymous Beatriz Maldivia said...

Jo, ya que enlazas Blogdecine, podrías poner mi crítica y no la de otro :-( :-( http://www.blogdecine.com/criticas/mi-nombre-es-harvey-milk-luchando-con-las-mismas-armas

 
At miércoles, febrero 25, 2009 10:31:00 a. m., Blogger La navaja en el ojo said...

Yo creo que lo que tú dices es precisamente el valor de la peli, o sea: demostrar a personas que hoy en día puedan estar demasiado acomodadas y que den por hecho lo que tienen, que en otras épocas, en las que las represalias y consecuencias eran mucho más graves y la situación estaba peor, la gente luchaba por los ideales. Es decir que, hoy en día, todo el mundo tendría que posicionarse mucho más allá y tomar el camino que Milk abrió para continuar y no para tomar esos avances como algo que se haya producido de manera natural, pero sin hacer nada para avanzar más... y encima incluso quejarse de cosas que no terminan de estar bien (pero sin movilizarse al respecto). Creo que a lo que invita la película es a manifestarse, a demostrar lo que se es (por supuesto, como mínimo a salir del armario). A mí me pareció una peli que moviliza, no que te deja quieto. No sé, la entendí de esa manera.

 
At miércoles, febrero 25, 2009 10:46:00 a. m., Blogger moscacojonera said...

no sabia que eras tu la Maldivia, :P, si no, lo hubiese hecho... estuve buscando y no enconté tuyas...

y la peli... no sé. Igual alli si. Pero eso de retratar los años 70, Castro, etc... da tanta distancia, que creo que no ayuda. ¿Si se ven aqui docus como Atado y bien atado, tú crees que movilizan? Yo creo que no. "Hoy es distinto, hoy no es lo mismo, etc etc"... creo q si no te ayudan a entender tu realidad hoy en dia, sino que te retrata una situacion con "jugadores" distintos, con contrincantes fantasma (que no son los que realmente tienes ahora), de poco te vale. Haciéndote creer además que sí te vale.

Y la cosa ha cambiado de los 70 a ahora. Entre otras cosas, los DDHH se los pasa por el forro medio planeta. Da igual hacer negocios con China... etc etc La situacion no se me parece en nada.

 
At miércoles, febrero 25, 2009 10:58:00 a. m., Blogger moscacojonera said...

Ojalá lo haga y movilice:

"En absoluto se trata de un film que pueda tener únicamente como público al público gay, ya que la reivindicación que se hace en ‘Mi nombre es Harvey Milk’ funciona como extrapolación de cualquier otro tipo de grito de guerra. Cuando se estrenó ‘Malcolm X’ se trataba de los negros y con ‘Ghandi’ la pobreza era el tema principal. El caso es que, quien más quien menos, muchos pertenecemos a colectivos que pueden sufrir discriminaciones."

Pero no sabes la de veces que he visto cosas que teoricamente movilizarian, cosas que te revuelven el estómago y el resultado es... el que tenemos: me ocupo de los mio.
Y no es raro, en un pais en que hay una absoluta impunidad en las cargas bestiales. ¿Alguien ha oido de algun juicio ganado de todas la burradas que se han hecho?.

Pero na, da igual. Lo dicho. Ahi seguimos. A emborracharse. Eso es el gran acto revolucionario.

 
At miércoles, febrero 25, 2009 3:26:00 p. m., OpenID canuit said...

Había una serie americana que reflejaba muy bien lo que dices.
Con la edad, al final nos hacemos unos pequeños burgueses de mierda y no nos movilizamos por nada, salvo cuando nos toca muy directamente, que entonces nos quejamos porque estamos solos.
El Canuit

 
At miércoles, febrero 25, 2009 7:23:00 p. m., Blogger La navaja en el ojo said...

Jaja, soy yo, la misma: doble o triple personalidad.

Bueno, sí, quizá es verdad que por mucho que te insufle un espíritu combativo, si al rato de salir del cine, te dicen una putada de tu curro o cualquier otra cosa que te molesta personalmente, tu cabeza se va para allá y al final te quedas sólo con lo más real y lo más cercano.

Pero el problema hoy en día se está demostrando que es aún peor que el que comentáis: la gente ya no se moviliza ni por lo suyo, ni por lo que le afecta directamente. Con la crisis, por ejemplo, y esos despidos en masa, se podrían unir todos y atacar o incendiar el edificio, pero nadie se atreve porque nadie siente que esté unido a los demás o que se puedan formar este tipo de asociaciones para reivindicar cosas.

En el caso de Harvey Milk, lo que yo decía en mi crítica era que, como mínimo tendría que impulsar a la gente a salir del armario porque si salieron aquellos que lo tenían tan mal, no salir ahora no tiene sentido. Y éste es uno de los pocos casos en los que un acto totalmente individual puede tener una repercusión colectiva (como si yo, en otra época, me pusiese a trabajar y fuese de las pocas mujeres que trabajan).

Además, que la gente aprecie que los derechos que ya se han conseguido no se los ha regalado nadie a nadie, sino que hubo algunos que dieron la vida y no refiero a que lo matasen, sino a que dedicó su tiempo y su energía a esa lucha.

Que tú esperabas que la peli fuese todavía más allá y tuviese aún más repercusiones. Hombre, estaría bien, pero bastante es con que tenga eso. Quizá la culpa es nuestra por hablarte tan bien de ella y crearte muchas expectativas ;). Es que somos de un exagerao, sobre todo mi santo...

 
At domingo, marzo 01, 2009 1:57:00 p. m., Blogger La navaja en el ojo said...

Pues eso, resumiendo lo que habíamos comentado ya en dos o tres sitios dispersos: aunque tu intención no sea reclutar, al final tus acciones tienen un efecto parecido al de las de Harvey Milk. Porque, como decía yo por ahí, una decisión aparentemente individual puede tener una repercusión global. O, como decía Vicisitud citando a Kant: "Obra de tal manera que desees que tu norma de actuación se convierta en norma universal".

 
At domingo, marzo 01, 2009 4:38:00 p. m., Blogger moscacojonera said...

Bueno, si la norma universal es "hacer cosas accesibles" o "compartir conocimiento", entonces sí, ahí estamos de acuerdo :)

Lo q no, si eso me lo aplicas a mi conducta con otras muchas cosas... El reclutaba para un movimiento. En mi caso no hay ninguno, que yo sepa. Pero es hacer cosas accesibles,... asi yo por el camino aprendo tambien :)
Y creo q simplemente me pasa como el Milk: descubrir en el 96 que se puede vivir maravillosamente sin ningún armario, y lo disfruto. Pero vamos, sin reclutar. Cada unx que se meta en los saraos que quiera, of cooors. :)

 

Publicar un comentario en la entrada

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home

Who links to me? Locations of visitors to this page